¿Cuánto costará un PC gaming similar en potencia a una PS5?

Es difícil de creer, pero ya estamos en el ocaso de la octava generación de consolas. Parece como si PS4 y Xbox One se hubiesen lanzado «ayer» al mercado, pero en realidad ocurrió hace siete años.

Como muchos de vosotros ya sabréis, el lanzamiento de PlayStation 5, la nueva consola de SONY, está programado para finales de 2020.

En relación a su lanzamiento, muchas personas se preguntan: ¿cuánto costará un PC gaming similar en potencia a la PS5? Los expertos en hardware probablemente sacudirán la cabeza de lado a lado y dirán que no merece la pena montar un ordenador basado en el hardware de una consola en particular. Sin embargo, es un tema interesante y entretenido que, sin tomárnoslo demasiado en serio, podemos analizar.

especificaciones PS5

Especificaciones de PS5

Antes de empezar a montar el codiciado PC, necesitamos revisar las especificaciones de la PS5 – sin eso, no vamos a ninguna parte. Afortunadamente, se conocieron oficialmente a mediados de marzo de este año, y son las siguientes:

  • CPU
    • x86-64 AMD Ryzen «Zen 2»
    • Núcleos: 8 / hilos: 16
    • Frecuencia variable, hasta 3.5 GHz
  • Tarjeta gráfica
    • GPU basada en AMD Radeon RDNA 2
    • Ray Tracing
    • Frecuencia variable, hasta 2.23 GHz (10.3 teraflops)
  • Memoria RAM
    • GDDR6 16GB
    • Ancho de banda: 448 GB/s
  • SSD
    • 825 GB
    • Ancho de banda de lectura de 5,5 GB/s (nominal)
  • Unidades ópticas
    • Disco 4K UHD Blu-ray (opcional)
  • Salida de vídeo
    • Soporte para televisores 4K 120 Hz, televisores 8K, VRR (con especificación HDMI versión 2.1)
  • Sonido
    • Tempest 3D AudioTech

Así que, ahora que ya sabemos de qué pasta está hecha la PS5, vamos a crear una configuración de componentes para un PC que esté a la altura.

PC gaming equivalente a una PS5

Procesador

Comencemos con lo más importante: la CPU. Aquí no hay mucho que pensar. Seleccionaremos una CPU de la línea Ryzen, ¿pero cuál? 8 núcleos, 16 hilos, Zen 2 y una frecuencia de 3500 MHz: a mi parecer, un Ryzen 7 2700 es un buen candidato.

El Ryzen 7 2700 es un excelente procesador, ideal para diferentes tareas de trabajo, y como no, para gaming. Y si la CPU de la PS5 solo alcanza una frecuencia de 3.5 GHz, en este PC podríamos llevar el Ryzen 7 2700 hasta los 4.1 GHz estables o incluso más mediante overclocking.

Tarjeta gráfica

Quizás una de las opciones más difíciles. El hecho es que las especificaciones técnicas de la PS5 indican una GPU basada en la arquitectura RDNA 2. Desafortunadamente, todavía no hay tarjetas de vídeo en esta arquitectura, por lo que tendremos que elegir una GPU que se asemeje lo máximo posible, según la información anterior.

Tenemos dos candidatos principales: la GeForce RTX 2080 en la Turing TU104 y la Radeon RX 5700 XT en la Navi 10. Y yo, personalmente, me inclino más hacia la última, aunque siempre he sido más de NVIDIA. Aunque, la RX 5700 XT es ligeramente menos productiva (9.754 teraflops) y no tiene núcleos RT, es una compra mucho más rentable que la RTX 2080.

Memoria RAM

La nueva PS5 tendrá 16 gigabytes de RAM tipo GDDR6 con un ancho de banda de 448 GB/s. A ver qué tenemos por aquí.

Corsair tiene algo que podría interesarnos. Por ejemplo, la Corsair Vengeance LPX, concretamente el modelo «CMK16GX4M2B3000C15», un conjunto de dos sticks DDR4 de 8 GB con una frecuencia de 300 MHz. La RAM se puede overclockear fácilmente (gracias a los perfiles XMP) y funciona de manera estable, según las reseñas de las tiendas.

SSD

PS5 Internal Storage es la unidad de estado sólido (SSD) de 850 GB que montará la nueva PS5 en su interior, con velocidades de lectura de 5.5 a 9 GB/s, lo que acelerará en gran medida las descargas de los vídeojuegos. Además, los propietarios de la consola podrán instalar SSD NVME M.2 adicionales si no tienen suficiente memoria interna – y ya os adelanto que no la tendrán.

Es difícil encontrar el equivalente adecuado, dado el tamaño no estándar del SSD y su velocidad extremadamente alta, especialmente cuando se leen datos comprimidos. Además, no olvides que no todos tenemos una fortuna para comprar un SSD de alta velocidad y capacidad. Por eso, he decidido contar con una unidad Samsung MZ-V7S1T0BW para este PC.

Placa base

Un PC sin placa base es como un coche sin chasis. No es posible. La placa base o, como dicen mis lectores de latinoamérica (que no sois pocos), placa madre, debe seleccionarse al final, después de los componentes anteriores.

Para que tengamos la oportunidad de hacer un overclocking moderado hasta los 4.1 GHz de nuestro Ryzen 7 2700, vamos a mirar algo en el chipset B450. ¿Qué os parece una MSI B450M PRO-VDH? Esta es una placa base en formato microATX con cuatro ranuras DIMM que admiten hasta 3466 MHz y una interfaz M.2 PCI-E / SATA 3.0.

Fuente de alimentación

Otro de los componentes principales que no podemos olvidar es la fuente de alimentación o fuente de poder. En este caso, no buscaremos algo demasiado barato y nos decantaremos por algún modelo con, al menos, un certificado de bronce.

Además, no olvides que la tarjeta gráfica que hemos seleccionado, la RX 5700 XT, requiere al menos 750 vatios de potencia para su funcionamiento normal.

He escogido una Corsair RM850x. Esta fuente de alimentación está certificada para el estándar 80 Plus Gold, ofrece 850 vatios en una línea de 12 voltios y el cableado es completamente modular. Esta PSU debería ser suficiente para alimentar de manera estable nuestra configuración, incluso haciendo un overclocking moderado.

Caja o torre de PC

Nos queda elegir la caja de PC en la que se ubicarán todos nuestros componentes. La elección en este caso es algo puramente personal, bajo mi punto de vista.

Si me preguntas a mí, ahora mismo se me ocurre que una Deepcool Matrexx 55 Black es una opción elegante, práctica y relativamente económica, bastante interesante.

Conclusión

El precio final de nuestra configuración rondaría los 1260€. Y repito, no hay que tomarse esto demasiado en serio, ya que poco sentido tiene. Sin embargo, todos los componentes seleccionados deberían funcionar entre sí sin ningún problema y es, sin lugar a dudas, una buena configuración para un PC gaming de gama alta.

Por supuesto, el precio de la PS5 no será tan alto. Lo más probable es que a finales de 2020 tengamos que pagar por ella entre 450 y 500 euros. Me gustaría pensar que los precios de los juegos seguirán siendo los mismos, pero que no le pille a nadie por sorpresa si ascienden a los 70-90€.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te lo puedes perder

Send this to a friend